CÓMO HACER UN SILBATO DE MADERA

Llevar un silbato cuando salimos a hacer alguna actividad en la naturaleza es imprescindible, especialmente si vamos a sitios poco concurridos y sin compañía.

Podría ocurrir que tengamos algún percance o accidente y necesitemos pedir ayuda durante un tiempo prolongado. Hacerlo gritando serviría, pero si nos vemos obligados a gritar durante mucho tiempo, es posible que nos cansemos o incluso nos quedemos afónicos.

Un silbato nos ayudará a emitir señales de auxilio de forma fácil y eficiente, pues únicamente necesitamos el aire de nuestros pulmones para usarlo. Con poco esfuerzo, seremos capaces de emitir un sonido estridente que llame la atención de las personas que se encuentren en la cercanía.

Algo que conviene tener en cuenta es la frecuencia con la que emitamos los pitidos, pues si lo hacemos usando el código Morse puede que alguien nos escuche y detecte que está ante una señal de socorro SOS.

¿CÓMO SE EMITE UNA SEÑAL DE SOCORRO?

El código Morse es un sistema mediante el cual se representan las letras y números usando señales emitidas de forma intermitente, ya sean señales acústicas o luminosas.

Este sistema debe su nombre a Samuel Morse, quien, junto con Alfred Vail, dio forma a este sistema y lo patentó en 1838.

De forma rápida diremos que la duración de los símbolos y espacios sería:

  • Los puntos deben tener una duración mínima (1 segundo).
  • La raya debe tener una duración de tres veces la del punto (3 segundos).
Código Morse

¿QUÉ SIGNIFICAN LAS SIGLAS SOS?

SOS es la señal de socorro más usada internacionalmente y se estableció como tal en una conferencia internacional en Berlín en el año 1906.

Popularmente, se cree que las siglas SOS podrían ser el acortamiento de:

  • «Save our Ship» (Salvad nuestro barco)
  • «Save our Souls» (Salvad nuestras almas)
  • «Send Out Succour» (Enviad socorro)
  • «Si Opus Sit» (Si fuera necesario) Fuera de contexto derivó a «Es necesario» y «Es necesario el socorro inmediato».

En cualquier caso, todo parece indicar que las siglas SOS no son un acrónimo ni hacen referencia a frase alguna, sino que fueron seleccionadas ya que era fácil de memorizar y podían ser radiadas fácilmente usando el código Morse, mediante tres pulsos cortos – pausa – tres largos –  pausa – tres cortos.

¿CÓMO FABRICAR UN SILBATO DE MADERA?

Imaginemos que estamos solos en el campo y tenemos un accidente, hemos caído por un barranco, estamos malheridos y no podemos caminar. Llevar un teléfono móvil cuando salimos es también imprescindible, pero eso sólo nos ayudará si tenemos cobertura y batería. Lamentablemente nos encontramos en un sitio sin cobertura. Vamos a echar mano de nuestro silbato pero nos damos cuenta de que no tenemos ninguno, o bien lo hemos olvidado ese día o bien se nos ha extraviado. De ahí la importancia de comprobar el material antes de cada salida. Pues aquí te contaremos una forma fácil de hacer un silbato usando simplemente una navaja multiusos y un pequeño trozo de rama:

  1. Cortamos un pequeño tronco de unos 6-7 centímetros de largo y un diámetro de entre 2-3 centímetros.
  2. Hacemos un agujero con el punzón escariador, aproximadamente en el centro, si puede ser desplazado hacia alguno de los extremos mejor. La profundidad del agujero debe ser igual al máximo de penetración con el punzón escariador.
  3. Una vez tenemos el agujero hecho, comenzamos a serrar tal y como se muestra en el video hasta sobrepasar ligeramente el agujero. Si nuestra navaja multiusos cuenta con lima, limaremos la ranura previamente hecha con la sierra.
  4. A continuación, cortaremos una cuña hasta el borde del agujero, tal y como se muestra en el video.
  5. Finalmente, colocaremos un pequeño palito en la ranura que queda por debajo de la cuña y lo iremos ajustando hasta conseguir producir el sonido soplando por el agujero. Si vemos que el palito queda demasiado alto, seguiremos ahondando en la ranura con la lima o con la sierra hasta conseguir la profundidad idónea que deje pasar la cantidad de aire justa para que se produzca el sonido.

[VIDEO]

TIPOS DE SILBATOS

Existen muchos tipos de silbatos en el mercado, siempre es recomendable llevar alguno cuya frecuencia esté entre los 2000 y los 5000 Hz (2-5 kHz), que es el rango de frecuencia más sensible al oído humano.

Aparte de la frecuencia, es recomendable que la potencia con la que emite sonidos ronde los 100 dB.

A continuación, os mostramos como el silbato que hemos fabricado caseramente puede llegar a emitir un sonido con una potencia similar a la de cualquier silbato comercial de los que se pueden encontrar hoy en día habitualmente en el mercado.

Para ello nos ayudaremos de un medidor de ruido digital, que nos indicará los decibelios (dB).

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *