TIPOS DE HOGUERAS

El tipo de hoguera que vayas a hacer va a depender fundamentalmente del uso que vayas a darle y de la cantidad de madera que tengas a mano.

Recuerda no dejar rastro después de haber hecho la fogata, llévate contigo todos los desechos que generes. Quema toda la leña hasta que se reduzca a cenizas y asegúrate que el fuego está completamente apagado antes de abandonar el lugar.

Igualmente asegúrate de que no estás incumpliendo ninguna restricción local que prohiba hacer fuegos en la zona.

TIPI

Debe su nombre a la forma que tiene, la cual se asemeja a las tiendas indígenas del mismo nombre. Es la hoguera más común y popular.

Consiste en clavar verticalmente varios troncos del mismo tamaño formando un cono, dentro de cual has colocado previamente yesca y ramas. Al ser la base circular el flujo de oxígeno es mayor y eso hace que genere mucho calor rápidamente. Por contra, se consume igualmente con la misma rapidez, lo cual requere mucho esfuerzo y mantenimiento si queremos mantenerla encendida durante mucho tiempo.

Se recomienda si necesitamos entrar en calor rápidamente , calentar agua o cocinar comidas rápidas. Esperaríamos que la estructura se derrumbara y calentaríamos el agua en las brasas que queden.

CABAÑA

Debe su nombre a la forma que tiene, la cual se asemeja a una cabaña de madera.

Consiste en apilar troncos de leña alternando dos troncos paralelos entre sí en la base y en su parte superior otros dos troncos paralelos colocados perpendicularmente a los primeros y así sucesivamente hasta que alcancemos la altura deseada. Lo ideal es que el área disminuya conforme se eleva. En la parte superior se puede aprovechar para colocar troncos húmedos para que se vayan secando mientras la hoguera se consume. En el centro se colocan yesca y ramas para facilitar el encendido.

Se recomienda para climas fríos cuando queremos mantenernos calientes toda la noche. Es un fuego de combustión lenta , arde durante mucho tiempo y no requiere mucho mantenimiento.

PLATAFORMA

Debe su nombre a la forma que tiene y también es conocida como pirámide invertida.

Consiste en apilar troncos de leña de forma similar a la hoguera de tipo cabaña, pero dejando menos hueco en la parte central, es decir colocando los troncos más juntos los unos de los otros. El fuego se inicia en la parte superior a diferencia de la cabaña.

Se recomienda para cocinar ya que se forma una plataforma sólida de carbón, la cual facilita la colocación de las ollas y cacharros de cocina.

ESTRELLA

Debe su nombre a la forma que tiene, la cual se asemeja a una estrella.

Consiste en colocar troncos de leña en forma de estrella y en el centro yesca y ramas que faciliten el encendido. Una forma práctica de encenderlo es construir una pequeña higuera tipi y alrededor los troncos en forma de estrella. Luego, conforme la tipi se va consumiendo debes empujar los troncos hacia adentro.

Se recomienda si tienes poca leña y sirve para cocinar pues quema lentamente, genera poco fuego y sólo se calienta el centro. Otra ventaja es que se puede apagar con facilidad únicamente retirando los troncos que forman la estrella.

RECOSTADA

Debe su nombre a la forma que tiene, ya que las ramas están literalmente recostadas en el tronco principal.

Consiste en colocar un tronco de leña y recostadas sobre éste, en dirección contraria al viento, ramas. Bajo las ramas, en el hueco que se forma entre estas y el tronco hay que poner yesca.

Se recomienda cuando hace viento pues el tronco grande funciona de cortavientos.

DAKOTA

Debe su nombre al pueblo que lo usó por primera vez con la finalidad de ocultar su posición ya que producen muy poco humo.

Consiste en cavar dos hoyos conectados entre sí. En uno de los hoyos colocaremos la leña y la olla. El otro hoyo será el que permitirá la entrada de aire y la oxigenación del fuego a través del túnel. Por eso es imporantante cavar el segundo hoyo de forma que favorezca la entrada del viento.

Se recomienda si queremos que nuestra hoguera no nos delate en la distancia. La desventaja es que es laborioso de construir.

ANTORCHA SUECA

Debe su nombre al país donde se ideó. Tanto en Suecia como en muchos otros países nórdicos, donde las temperaturas invernales son extremadamente bajas, es una forma efectiva y eficiente de conseguir una hoguera que arda con fuerza durante horas a pesar de las inclemencias del tiempo.

Consiste en colocar un tronco robusto sobre una superficie plana y sólida, aislado de la humedad. El tronco se corta en cuatro partes haciendo dos cortes verticales. Finalmente hay que atar las cuatro piezas por la base para que se mantengan unidas en vertical. La yesca se coloca en el hueco que ha quedado en forma de cruz entre las piezas lo más abajo posible y, por último, se prende metiendo ramas entre los huecos superiores.

Se recomienda si buscamos una fuente de calor efectiva, especialmente en situaciones adversas de humedad y frío.

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER PEDERNALES

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER CERILLAS Y YESCA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *