FÄLLKNIVEN DC4

DESCRIPCIÓN

La piedra de doble cara de la marca sueca Fällkniven en su modelo DC4 es una combinación de diamante y cerámica, donde el acrónimo DC significa «Diamond and Ceramic».

La cara de diamante es de 25 micras y la de cerámica está hecha de zafiros sintéticos. La ventaja que ofrecen estos materiales es que, a pesar de su desgaste, mantienen la forma plana , lo cual es sumamente importante cuando se afila. Se trata de los materiales más resistentes conocidos, capaces de afilar cualquier tipo de acero, incluso los de dureza extrema como el acero electropintado.

La superficie de diamante sirve para restaurar un filo mellado o bastante deteriorado, mientras que la de cerámica asienta el afilado.

Este tipo de piedra de afilar no necesita lubricación de ningún tipo, aunque se recomienda lavarlas con agua tibia y jabón de vez en cuando para eliminar cualquier tipo de residuo dejado por el acero tras el afilado.

Notarás que al principio la piedra es bastante áspera, pero con el paso del tiempo y el uso se suavizará.

La piedra de afilar Fällkniven DC4 viene dentro de una bolsa de cuero que no solo sirve para proteger la piedra una vez usada, sino que también sirve para repasar al detalle y refinar tu filo después de usar la cara de cerámica.

Tiene unas dimensiones de 7 x 32 x 100 mm y un peso de 65 g.

AFILADO

Para afilar un cuchillo recomendamos asegurar la piedra con unos clavos a una rama o madera, esto nos dará estabilidad y sujeción a la hora de realizar la operación.

Si la hoja de tu cuchillo está mellada o visiblemente deteriorada, recomendamos comenzar por la cara de diamante, con lo que conseguiremos restaurar el filo dejándolo uniforme y sin imperfecciones.

Si tu cuchillo simplemente ha perdido capacidad de cortar, pero el filo no está en mal estado, entonces recomendamos usar directamente la cara cerámica.

OJO – Recuerda que no es necesario usar agua ni aceite. Usarlos no mejorará las prestaciones de la piedra.

TÉCNICA

La técnica más fácil y usada es por sectores.

Comenzamos colocando un sector determinado del filo del cuchillo sobre la superficie de la piedra, formando aproximadamente un ángulo de 15-20º o el equivalente al espesor de la hoja.

Hay varias formas que nos ayudarán a conseguir el ángulo adecuado:

  • Apoyar las yemas de los dedos en la cara del filo que no está en contacto con la piedra hasta sentir que la cara sobre la piedra está en contacto directo con la ésta.
  • Pinta el filo con un rotulador y así podrás ir viendo el progreso del afilado. Verás que el rotulador desaparece en las partes que van quedando afiladas.

Luego deslizaremos el filo hacia arriba y hacia abajo haciendo tantas tandas como deseemos, en función del estado del cuchillo, es decir, mientras peor sea el estado más tandas haremos. A continuación tomaremos otro sector del cuchillo y realizaremos la misma operación, la cual realizaremos en ambas caras del cuchillo, intentando que quede lo más homogéneo posible para que el afilado nos dure.

Para terminar, podemos hacer una pasada en arco levantando el cuchillo y abriendo el ángulo al llegar a la punta. Esto nos ayudará a homogeneizar el filo.

Aplicaremos esta técnica en ambas caras de la piedra, si fuera necesario, o solo en la de cerámica si únicamente queremos asentar y hacer mantenimiento del filo.

CONCLUSIÓN

Se trata de una piedra de afilar compacta, ligera y eficaz. Es perfecta para las salidas al aire libre.

La combinación en la misma piedra de diamante y cerámica la hace versátil, siendo capaz de cubrir tus necesidades en cualquier momento sean cuales sean, ya sea restaurar, asentar o refinar el filo de tu navaja o cuchillo.

La funda de cuero sirve no sólo para proteger la piedra después de su uso, sino que también puede usarse para terminar de repasar el filo después asentarlo con la cara de cerámica. Dependiendo del estado de tu filo, puedes optar por pasar diamante + cerámica + cuero, simplemente cerámica + cuero o únicamente cuero si eres de los que necesita tener el filo de su navaja o cuchillo al 100% en todo momento.

Para usar la funda como cuero asentador, coloca la piedra dentro de tal manera que forme una base estable sobre la que pasar el filo. Luego usa la cara de la funda que no lleva impreso el logo de Fällkniven, es decir, la cara más suave.

Se trata de una piedra muy fácil de usar y práctica, ya que no requiere agua o aceite.

Como desventaja diremos que la cara de cerámica puede parecer bastante áspera al inicio pero con el paso del tiempo y el uso, tal y como el fabricante indica, se vuelve más suave.

En definitiva, se trata de una piedra de afilar ideal para los amantes de la naturaleza que quieren una solución polivalente, versátil, práctica, ligera y compacta.

Esta piedra que cabe en la palma de tu mano, te permitirá tanto restaurar como retocar y/o refinar y asentar el filo de tu cuchillo en cualquier situación.

RECOMENDABLE 100% en relación calidad-precio.

4.8/5 - (26 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *